Guadalupe Farías Gómez: La música popular en la sangre

En una charla distendida e interesante, la cantante Argentina dialogó con Olavarría Rock sobre diversos temas: su vida, la actualidad musical, el futuro y el feminismo en el escenario nacional fueron algunos de ellos.

 

 

Tomás Correa
@toomicorrea

 

Guadalupe Farías Gómez es una cantante de música popular Argentina, con varios años de carrera y una historia familiar más que interesante. Solo alcanza con decir que su tío, el “Chango”, pisa fuerte en la historia nacional.

En una distendida charla, tocó diversos temas: su vida, la actualidad y su futuro musical, el feminismo en el escenario nacional y el aprovechamiento del tiempo en cuarentena fueron algunos de los charlados.

O.R: ¿Cómo te insertaste en el mundo de la música?

G.F: Bueno… yo creo que me inserté en el mundo de la música a fuerza de quererlo, de desear formar parte, y de moverme para lograr ese sueño. De hecho busqué pasar la mayor parte de mi tiempo de adolescente, entre mis 19 y 25 años, con mi tío Chango Farías Gómez, porque quería aprender y aprehender todo lo que este maravilloso mundo tiene. Obviamente, aún sigo intentándolo. No te vas a creer que lo logré definitivamente, no. El mundo cambia constantemente, y hay que actualizarse todo el tiempo.

O.R: ¿Crees que en la cuarentena encontraste tiempo productivo musical?

G.F: Sí. Lo creo definitivamente. Porque obligatoriamente tuve que “guardarme” en mi casa, mucho más que lo habitual, y eso hizo que dejara de hacer algunas cosas que ocupaban mi tiempo, y tuviera la cabeza un poco menos cargada de todo. Hice videos, canté con otros artistas que me han invitado cibernéticamente, sí. Encontré tiempo productivo musical, sin dudas.

O.R: ¿Cómo ves la incidencia del feminismo en la escena musical argentina?

G.F: Veo la incidencia del feminismo muy positiva en toda escena humana. En particular en la escena musical argentina, aún le falta poner en práctica de manera más visible e importante, de manera más concreta, la igualdad de la Mujer en los escenarios. Voy a confesarte que, si bien apoyo totalmente la valoración de la mujer en la vida toda, no me gusta llamarme “feminista”. Yo me considero más bien “universalista”, pues considero que debemos respetar los derechos de todo lo creado, en todos los géneros. De toda criatura viviente. Entiendo que empezar por la Mujer, es empezar, pero aspiro a vivir en un planeta con humanos respetuosos de todo lo que hay en este planeta: hombres, mujeres, niños, animales, plantas, minerales, aguas, tierras, cielos, aires, todo. En cuanto a la mujer en particular, me parece retrógrado que todo se mire desde el cristal masculino, el enfoque tiene que ser por igual, masculino con femenino, porque no existe uno sin el otro. Y si existe, está desequilibrado y hasta inhabilitado para algunas cosas, cada género tiene su particularidad, su característica y su belleza y no entiendo por qué habría de perderme alguna en pos de ensalzar a uno sólo, únicamente.

O.R: ¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

G.F: Me cuesta un poco proyectar a futuro. Todos mis proyectos son a presente, soy un poquito ansiosa ¿Qué querés? Aries-Aries, sol en Aries, Luna en Piscis… ¡insoportable!
Mis proyectos son cantar, cantar y cantar, como sea. No estoy desesperada por grabar, aunque sé que es la única forma de que el canto perdure en el tiempo.
Tengo deseos de vivir en La Montaña y El Bosque, de tener muchos perros, de viajar por el mundo cantando, de ver a mi hijo Benicio hacer música y de cantar con él, siempre le digo que “cuando él viaje gracias a la música, yo le voy a cuidar su casa y sus perros”.
Mi único proyecto es hacer música, cantar y vivir del y con arte, cosa bastante más difícil luego de esta pandemia maldita.

O.R: Si tuvieras que describir tu vida en una canción, una frase o un poema ¿Podrías? ¿Cuál sería?

G.F: Es ésta una pregunta muy difícil, hay tanta Música que amo, tanta Música que me define. Pero al releer tu pregunta se me viene a la mente una frase que me dijo una vez mi madre espiritual, primera Obispo Mujer en La Argentina, Fundadora de la Iglesia Católica de los Mariavitas de Habla Hispana, Eva Martínez, o Madre Eva en La Alegría de Jesús por Gracia del Espíritu Santo, y es: “soy todo lo que veo porque en lo que veo estoy”, y me la apropié, pues define cómo siento y pienso y me muevo en esta vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *