Programa n° 8 de GRACIAS TOTALES

Juan Carlos Banegas, cantante y compositor oriundo de Colonia Hinojo, Partido de Olavarría fue el invitado en el capítulo Nº 8 de “Gracias Totales”.

dsc_0488

Juan es un artista que lleva muchos años dedicándose a la música y recientemente ha lanzado un nuevo disco llamado “Para poder hablar”, que fue producido por la compañía capitalina Lazcoz.

En el disco participan reconocidos músicos locales como Santiago Wally (piano, sintetizadores y arreglos), Guillermo Gómez (guitarra, voces y arreglos), Oscar Unzaga (guitarra y arreglos), Mario Motta (percusión) y Alejandro Visconti (guitarra, armónica y arreglos).

dsc_0475

Juan contó que desde muy chico estudió guitarra y que el canto llego por puro gusto. El músico se ha presentado en diferentes lugares del país, como las peñas oficiales de Cosquin en la provincia de Córdoba y en diferentes espectáculos callejeros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asimismo, se lo recuerda por el dúo conformado con Pablo Barceló, con quién ha realizado una gran cantidad de presentaciones y grabado algunos discos antes de dedicarse de lleno a su carrera solista.

En la actualidad sus shows se caracterizan por una combinación de canciones y textos que el mismo autor ha escrito, pensamientos e historias que se generan en relación a lo que interpretará.

La canción de Suéter “Amanece en la ruta” fue el broche de oro elegido por Juan Carlos para finalizar el encuentro.

Este tema pertenece al segundo álbum de la banda “Lluvia de gallinas”, editado en 1984 y junto a “Vía México”, “El anda diciendo” y “Extraño ser”, es considerada como una de las canciones más emblemáticas de la banda.

Un dato no menor es que la revista “Rolling Stone” y la cadena MTV la ubicaron en el puesto número 95 de las mejores canciones de la historia del rock argentino.

dsc_0492

Mucho se ha hablado de la letra de «Amanece en la ruta», de hecho hay algunas fuentes en donde se dice que la misma narra la experiencia de la dictadura militar en Argentina sin embargo, el creador de la letra y vocalista de Sueter, Miguel Zavaleta, explicó que es una historia totalmente imaginada y que lo único real que tiene es que se la dedicó a un primo, que murió en un accidente de auto.

La canción relata un viaje en automóvil cuyo destino final, termina siendo un accidente que acaba en tragedia. De esta manera, la letra se pone en el lugar de la víctima e intenta expresar las sensaciones que pudo haber sentido al experimentar la muerte.

Dato interesante, en el año 2005 fue incluida en el álbum “Inconsciente Colectivo” de Fabiana Cantilo y el grupo de cumbia villera “El Wachon” hizo su versión la canción con una letra modificada.

“… no hay tristezas, tan solo alegrías en mi corazón” Gracias por la música!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *