Programa n° 7 de GRACIAS TOTALES

En esta ocasión se invitó a “Gracias Totales” a Luciano Mangudo un excelente guitarrista local que formó parte de varias bandas como “Sheriff”, “Maverick” e incluso una banda instrumental llamada “El circo de los 3 muros” con quienes editaron un disco.

dsc_0127
El invitado confesó en primera instancia que al comenzar a estudiar en el conservatorio de la ciudad de Olavarría “Ernesto Mogávero” Profesorado de Educación Musical se animó a cantar y a utilizar su voz como otro medio de canalizar sus sentimientos además de seguir con su infaltable compañera, la guitarra.

dsc_0129
La pregunta que no podía faltar se hizo escuchar “Qué es el rock” y el invitado contesto francamente: “el Rock es una forma de ser y de pensar. El rock siempre tiene algo de rebeldía, pero el ser rebelde hoy es distinto, hay que renovarse. El rock no tiene definición.”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Es interesante destacar que Luciano, fue elegido como mejor guitarrista en el año 2009 en el concurso “Vamos las dsc_0125Bandas Vol. 2″ que se realizó en la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo en donde el jurado estaba compuesto por Alejando Schmale, Paola González, Roberto “tito” Mateo y Alejandro Potenza. En esa ocasión, la banda elegida para grabar su CD fue “Estado Alpha”.
Nuevamente, la elección del clásico para finalizar el micro recae en una canción creada por Gustavo Cerati: “Té para tres”, una balada éxito del álbum “Canción Animal” de Soda Stereo.
La letra puede entenderse desde el amor y la tristeza. Sin embargo, a pesar de sus múltiples interpretaciones, esta canción relata una situación muy dolorosa que vivió el propio Gustavo. Evoca el momento en que junto con su madre Lilian y su padre Juan José, deben enfrentar la noticia de la enfermedad de este último, un cáncer terminal que le ocasionaría la muerte un par de años después (en 1992).

Justamente, Lilian Clark ha confesado en diferentes medios que efectivamente el hecho sucedió como dice la canción: “Estábamos los tres y yo no pude sostenerme, lógicamente. Por eso el ‘te vi que llorabas, te vi que llorabas por él…’. Se me pone la piel de gallina en este momento y estábamos tomando el té porque en casa nunca faltó el té, como buena heredera de irlandeses que soy. Estábamos los tres, Gustavo, mi marido y yo. Teníamos en la mano el último análisis que iba a confirmar o no la enfermedad y en qué estado estaba. La verdad que los resultados eran muy negativos”. Al mismo tiempo que confesó éste es su tema preferido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *