Peces Raros se presentará en Olavarría y Tandil. Entrevista a Marco Viera.

El Viernes 18 de Mayo, Peces Raros regresa a Tandil en el marco de la Fiesta Sideral VOL. A.

De cara a su tercer disco, Peces Raros apuesta nuevamente a la música electrónica. La banda se presentará en Tandíl y también llegará a nuestra ciudad el Domingo 20 de Mayo. Es por esto que, desde Olavarría Rock, hablamos con Marco Viera voz de la banda platense, quien nos contó un poco del presente de la banda y de lo que se viene en estas fechas.

 

O.R: Marco, vamos a arrancar hablando un poco sobre la historia de está banda platense que viene recorriendo escenarios nacionales hace ya 6 años, no?

Marco: “(…) Si, por el 2012. Somos cuatro: Benjamín Riderelli en batería, Lucio Consolo en Guitarra, Mariano Sosa Acosta en bajo y yo Marco Viera en voz y guitarra. Banda formada en La plata, nos conocimos en la Facultad de Bellas Artes ya que somos todos estudiantes de la facu y bueno todo fue a través de un cartelito en el que buscaba baterista Lucio, después aparecí yo, que era amigo de Benja, y en la sala de ensayo se fue consolidando el proyecto. Sacamos un primer disco que se llama “No Gracias”, es más cerca del rock en lo que suena y lo que se escucha. Después hicimos nuestro segundo disco en 2016 que se llama “Parte De Un Mal Sueño”, que es lo que estamos tocando actualmente y ahora nos encontramos trabajando en un tercer disco que se llama “Anestesia”, que lo vamos a sacar probablemente en Junio (…)”

O.R: Por lo que hemos escuchado, se podría decir que en sus inicios las influencias más notables era Spinetta y Charly, pero después fueron buscando nuevos matices y sonidos como los del segundo disco, ¿Que los fue llevando a buscar estos sonidos más electrónicos?

Marco: “(…) Si, teníamos dos vertientes grandes de influencias, una era la tradición del rock nacional como bien decias: Charly, Spinetta, tal vez algo de Cerati y todos los artistas que configuran el esqueleto del rock nacional estaban muy presentes en nuestra discografía, las cosas que teníamos en nuestra casa, lo que escuchábamos en la ruta y todo eso. Después había toda otra línea estética que nos bajaba que era el rock inglés más moderno como Radiohead, Gorillaz y es como que la mezcla de esas dos cosas es lo que se puede escuchar en nuestro primer disco. Después nos metimos en el mundo de la electrónica, empezamos a ir fiestas, a escuchar Dj’s, empezamos a tratar de emular ese lenguaje y a tratar de hacer sonar esa música en la sala de ensayo. La hibridación con eso y el rock que veníamos haciendo es “Parte De Un Mal Sueño”, que fue nuestro segundo disco.

O.R: ¿Podría decirse que en la escena nacional ha crecido bastante el número de bandas que se fueron enriqueciendo con sintetizadores y texturas propias de la electrónica?, ¿Cómo ven esto ustedes?

Marco: “(…) Pareciera ser una especie de síntoma generacional, cómo que tal vez el oído joven se siente a gusto con la sonoridades electrónicas, sintetizadores como  bien decís, baterías electrónicas y maquinas de ritmo… Es como que algo que atraviesa nuestra generación que le gusta escuchar, le gusta hacer sobre todo también muy ligado al baile como forma de interpretación de la música viste. Con esta camada de sonido electrónico también hay un público que está ávido de bailes, cuando va a ver la bandas rápidamente se pone a bailar cualquiera sea el género, hasta en las bandas de indie pasa que la gente ya no tiene una actitud contemplativa hacia el show, sino que se siente interpelada por la música y se pone a bailar, es muy normal y muy usual, pareciera ser como un síntoma de la época (…)”

O.R: Sí, y a su vez además entre este nuevo público debe haber algunas resistencias a estos nuevos sonidos y concepciones de lo que es una banda de rock, ¿no?

Marco: “(…) y, yo creo que hay gente que tal vez le gustaba más el rock de los ‘90 y bueno todo depende de la plasticidad que tenga uno para con la música y para con el mundo. Hay gente que no le  gusta el cambio en ningún ámbito de su vida, no le gusta que se le cambie la rutina, no le gusta que cambie lo que le pasa todos los días y eso se expresa también el la música, entonces tampoco les gustan los cambios en las tendencias, pero no me siento en esa posición. A mi me gusta mucho que las cosas cambien constantemente (…)”

O.R: Hablando un poco de la música nacional y la variedad de público, han tenido la oportunidad de estar en varios festivales a lo largo de la historia de Peces Raros, el último Rock en Baradero, ¿Qué sensaciones y experiencias les dejan fechas de ese tipo?

Marco: “(…) Si, fue una seguidilla. En una semana participamos en tres festivales, el primero fue el “Festival Cuero” en Sierra de los Padres que es un festival al aire libre con bandas de la escena muy cercanas, muchos son amigos y se hace tipo un campamento de dos días  con escenario con muy buen sonido, muy buena iluminación y actividades. Es como una experiencia más que un festival. Después fuimos a un festival de Tandil que es el de Harriz, la cervecería. Fue tremenda experiencia, tocamos con bandas que nos gustan mucho, con Los Espíritus que son una de las bandas referentes y grandes influencias que tenemos hoy en día y compartir escenario con ellos también fue un gustazo para nosotros y la gente del festival tuvo una organización muy copada, gente muy piola, muy profesional y que la pasamos recontra bien. De ahí fuimos a Baradero, que tal vez es el festival más grande en el que hemos participado, junto con el “Personal Fest”, en materia de estructura, convocatoria y esas cosas. Así que fueron tres experiencias muy diferentes y las tres estuvieron buenísimas (…)”

O.R: Tal vez, en Baradero se presentan mucha diversidad de bandas y con gente que los va a ver a ustedes pero otros no, ¿Podría decirse que es un desafío?, ¿un espacio donde conformar un nuevo público?

Marco: “(…) Si, yo te diría que con los números que maneja un festival cómo Baradero ni un 1% de la gente que estuvo ahí nos fue a ver a nosotros, imagínate que hay bandas muy convocantes, los “platos fuertes” de la jornada son las que te llenan lugares enormes, entonces la convocatoria gruesa pasa por ellos. Después, es una interesante vidriera para bandas que están emergiendo como es el caso de nosotros y muchas bandas más de la escena que también tuvieron lugar en Baradero este año (…)”

O.R: Maco, Me comentabas que están trabajando en un nuevo disco, ¿Cómo vienen con eso?

Marco: “(…) Si, es un disco donde profundizamos un poco lo que queríamos plasmar en “Parte De Un Mal Sueño”, esa hibridación entre banda rock y música electrónica pero con muchos más recursos. Te imaginaras que después de dos años de estar mezclando música electrónica como Dj’s, tres de cuatro, tanto Lucio como Benja y yo tenemos una pequeña faceta, un “Lado B” personal de Dj Set. Nos gusta mezclar electrónica en fiestas y bueno eso es algo que hacemos con mucha continuidad y con mucho gusto, a veces lo hacemos juntos y otra veces separados cada cual en una fiesta de su estilo: Benja por ahí está más cerca del “House”, Lucio más cerca del “Techno” y yo más cerca del “Progressive” que son generos diferentes pero a veces lo hacemos los tres juntos y está buenísimo también. Entonces después de dos años de esta práctica y de practicar este lenguaje nos encontramos con mucha más herramientas para saber con que estamos trabajando a la hora de mezclarlo con el rock, que lo teníamos mucho más incorporado desde siempre, de escuchar de chiquitos, de tocar esa música… El rock lo tenemos naturalizado, incorporado en el cuerpo, en cambio la electrónica es algo nuevo y ahora ya lo conocemos un poco más  internamente y creo que este tercer disco, “Anestesia”, es una profundización y sin dudas en una expresión mucho más madura de esa búsqueda que teníamos en “Parte De Un Mal Sueño” (…)”

O.R: ¿Podría decirse que es un poco lo que plasmaron en el EP Remix de “Parte De Un Mal Sueño”?

Marco: “(…) Eso es como algo ya mucho más inclinado a la electrónica pura, en “Anestesia” somos la banda haciendo las canciones, grabando en estudio, batería tocada por Benja, bajo tocado por Marian, guitarras y sintetizadores tocadas por Lucio y por mi, como las voces. En cambio lo de este “EP desconfiguración”, son reversiones mucho más maquinales de “Parte De Un Mal Sueño”. Son producciones de música electrónica lisa y llanamente, de productores de música electrónic que lo hicieron en una computadora, nosotros pasamos las pistas de las voces, de los temas, de los instrumentos y agarraron lo que quisieron e hicieron su versión, pero hecho en la compu cómo se hace la música electrónica que es otra cosa  (…)”

O.R: Hablando de esto, de incursionar en nuevos sonidos y géneros creo que es super importante, no se si ustedes tienen la costumbre, bajar del escenario y ver que le paso a la gente con su show, ¿no?

Marco: “(…) Naturalmente después de tocar nos gusta bajar, osea estamos ahí, no nos escondemos por así decirlo, por ahí hay bandas que lo hacen no sé. Nosotros bajamos y estamos ahí, por ahí toca otra banda después y la vamos a ver desde el público porque es donde se escucha mejor siempre. Y si, te encontrás con mucha gente que se acerca y te dice que le gusto mucho, que flashó determinado lugar, te cuentan un poco cual es su experiencia y su interpretación del show y es super enriquecedor si abrís los oídos, porque la música que hacemos nosotros en la sala por ahí es como que somos 4 subjetividades tratando de crear algo, que es lo que nosotros entendemos cómo la mezcla entre el rock y la electrónica y después hay oídos ajenos que escuchan la resultante de todo ese trabajo y te sacan una conclusión que está a años luz de lo que vos ves. Está más cerca del objeto porque también está metido todo el sentimiento todas esas horas de trabajo y las personas que lo escuchan de afuera te pueden dar una visión que jamás podrías alcanzar vos, por eso nosotros somos mucho de escucharlos (…)”

O.R: Sin dudas todos somos interpelados de manera distinta, y también desde lo visual, respecto a esto, en lo que es puesta en  escena ¿Le dan importancia o es algo a trabajar lo escenográfico?

Marco: “(…) Fue lo que más nos costó ponernos a trabajar, somos muy músicos en el sentido de que nuestra atención se va siempre hacia el sonido que es lo que nos llama la atención, lo que nos interesa. Siempre fuimos muy de tener que sonar perfecto, con el operador, con los  equipos, con los arreglos, con los ensayos, siempre muy metódicos y muy trabajadores en ese aspecto. Por eso descuidamos por ahí lo visual, el vestuario, las visuales, el correlato visual de lo que planteamos con el sonido y ahora es cómo que nos profesionalizamos en ese aspecto porque nos dimos cuenta que es muy importante y termina siendo un factor determinante de la experiencia de quien te va a ver (…)”

O.R: Si, además es un recurso que hoy en día se está utilizando mucho…

Marco: “(…) Y, es un complemento. Un recital es un evento audiovisual, no es que la gente va, cierra los ojos, se sienta y escucha. La gente ve, lo entendimos mucho en la electrónica, nosotros en las fiestas electrónicas… imaginate, un Dj no es una figura que te puedas quedar a ver como está tocando, es un tipo que está, más allá de que nos encanta la música, no deja de ser un chabón que está apretando botones y máquinas, entonces visualmente tal vez no es tan llamativo o visualmente atractivo como es ver a alguien tocando un instrumento para ver qué sonido sale de ahí. Entonces la electrónica se apoya mucho en lo visual desde la iluminación, la pantalla, esa imagen va en perfecta sincronía con la música y de ahí entendimos lo importante que era y lo sumamos a nuestro show (…)”

O.R: Hablas del rock y la electrónica que, para algunos son dos mundos diferentes también incluso como decís en lo visual y lo contemplativo del show, pero también puede ser una manera de ver cómo confluyen estas dos cosas en un mismo espectáculo, ¿no?

Marco: “(…) Si, ahora entendimos un poco más eso, lo estamos corrigiendo y laburando un montón, de hecho hace poco tocamos en el Teatro Sala Opera acá en La Plata, primer fecha del año, nos fue muy bien y lo mejor que pudimos percibir de lo que nos dijo nuestro público de siempre fue que les gusto como siempre el sínodo bien trabajado, que era lo que esperaban de nosotros, pero que les sorprendió muy gratamente todo lo que hicimos con lo visual, pantalla de led, una persona que había estudiado el show para hacer visuales en sincronía, emulando un poco lo que se hace en la electrónica, y un iluminador haciéndose cargo de la parrilla de luces y demás. Así que bueno, gente trabajando en ese aspecto que antes lo dejábamos por ahí un poco librado al azar o no nos dábamos cuenta de la importancia que tenía (…)”

O.R: Bueno Marco este 18 de Mayo llegan a Tandil a eso que es Volumen A de la Fiesta Sideral con este EP bajo el brazo, ¿Qué expectativas tienen al reencontrarse con el público de Tandil?

Marco: “(…) Si, para nosotros es ver si hay algo que cosechar de lo que pasó en el “Festival Harriz!” que fue una exposición grande al público de Tandil y a la gente de alrededores. Habíamos ido a Tandil dos veces antes pero a tocar con fechas propias a un lugar que ya no existe más que es el Bunker y en Harriz es como que nos expusimos a un montón de gente que no nos conocía tanto de esa ciudad como de alrededores. Entonces tal vez esta vez que volvemos también con colegas cómo “Morbo y Mambo”, que son bandas con convocatoria y trayectoria también, es ver un poco que paso o que quedo de cuando tocamos allá (…)”

Foto: Luciana Demichelis.

 

 

La banda se presentará este Viernes 18 de Mayo en Tandil, en el marco de la Fiesta Sideral Volumen A junto a Morbo y Mambo. En Olavarría estarán este Domingo 20 en el Sunday Funday de Norris Brew, junto a Esteban Ikasovic, uno de los mejores DJ de la escena local, Ando Chillin Crew aportando su nuevo material desde Tandil y finalmente Morbo y Mambo desde Mar Del Plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *