Marilina Bertoldi encendió el Festival Buenas Noches en Azul

En una noche única The Kripis y Marilina Bertoldi hicieron explotar con su energía el Centro Cultural Adifa en Azul, el pasado Sábado 13 de Julio.

Desde las 22, el lugar ya se encontraba colmado de gente compartiendo un ambiente calmo pero cargado de energía. En esta oportunidad, The Kripis fue la banda que abrió la fecha. La banda liderada por Tina Blu, que con su voz y su presencia dejó en evidencia todo su talento junto a Martino Fiscella en bajo, Jerónimo Chiodi en guitarra y Thiago Décima en batería.

Pasando por composiciones propias como Luna roja, Prender fuego todo, Falling,Hasta mover las aguas, ¿Por qué? y el excelente cover Psycho killer de Talking heads, el cuarteto nos deleito con sus canciones cargadas de potencia pero con una precisión y presencia que dejó a un todas las pibas bailando al ritmo de sus canciones.

Cerca de la medianoche fue el momento de Marilina Bertoldi, reciente ganadora del Gardel del Oro, subió al escenario para brindar un show de casi 2 horas con su solo set, en el que recorrió su amplio repertorio cerrando con una zapada junto a dos mujeres presentes en el público.

Para abrir “En mi”, “Correte”, “Enterrarte” y tal cómo ella lo denominó, uno de sus temas más viejitos: “Presagio” sonaron fuerte. De está manera, la artista hizo un amplio recorrido por sus trabajos “Sexo con Modelos”, “La presencia de las personas que se van”, “El peso del aire suspirado” y “Prender un Fuego”.

Destacable fue, la manera que en sus canciones el público no fue solo espectador, sino que durante el show la interacción fue constante. Propio de una nueva generación del rock Marilina experimento sonidos y juegos que formaron parte de sus temas de manera perfecta.

Cómo ya se anticipaba, en este formato solo set Marilina mostró su costado más experimental pero a la vez íntimo de su carrera. Con diversos matices musicales, reversiones, covers cómo fue el clásico de 4 Non Blondes: What’s Up que permitió a les espectadores dejar volar la mente con las sonoridades creadas en vivo.


A lo largo de todo el show, la artista dejó en evidencia su dominio de la improvisación con la perfecta elección de audios, arreglos, y la manera en que transformó sus propias composiciones en vivo.

Para el cierre, Marilina accedió al pedido de un tema más e invito a zapar a quienes quisieran. Fue así que Tina Blu cantante de la banda local The Kripis y Mari Sanchez, baterista Olavarriense que conformó la banda Encabezados.

La militancia cómo forma de arte

Fue así que Marilina Bertoldi, referente de lo que se considera el transfeminismo demostró su responsabilidad para con ello. Cada cántico esbozado por su público respecto a la legalización del aborto legal, tuvo su lugar de inicio a fin.

Además esté show fue la clara prueba no solo del talento de las mujeres arriba del escenario sino un espacio colmado y copado por mujeres que disfrutaron del todo un show desde un lugar ya ganado dentro del ambiente de la música.

Tal como Marilina ha planteado en algunas entrevistas, es consciente de que al pararse arriba de un escenario tiene la oportunidad de visibilizar cosas que dentro del rock, no han tenido lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escribe: Yami Palma

PH: Mai Preciado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *