Lo que “Alambre” nos dejó: “El 99% de las anécdotas con Pappo no se pueden contar”

Daniel “Alambre” González tuvo una charla con Cesar Edery, durante su paso por Olavarría. Acá podrán conocer sus comienzos, su momento bisagra con la música y el  presente de uno de los violeros más prestigiosos de la Argentina.

Cesar Edery: ¿Qué proponen en  “Alambre y amigos”?

Alambre González: Es un formato diferente que tenemos con Araujo, Pellican, y Valdez, es un proyecto de selección de lo mejor de cada una de nuestras producciones solistas. Se tocan todo estas bestias, aportar algunos temas cada uno, hacer covers pero la idea es pasarla bien.

 

Cesar Edery: ¿Cuáles son los estilos que tocan?

A.G.: Muy variado, hay rock, funk, balada y jazz/blues. Esta todo mezclado pero todo dentro de un mismo estilo, es raro etiquetar para nosotros. Si nos divertimos nosotros, sé que se van a divertir todos también

 

Cesar Edery: Sos un músico reconocido por ser muy solicitado por otros músicos para grabaciones. ¿Qué sentís?

A.G.: Yo no tomo mucha conciencia, lo tomo de una manera natural después de tantos años. Hace poco grabé para un disco de Juan Rodriguez, que era el baterísta de Sui Generis, también junto a Claudio Gabis, Cubero Díaz.  Para mí pasa a ser un reencuentro de amigos de muchos años. Es muy familiar, y como es un ambiente muy chico, siempre que nos juntamos “los históricos” para mí es una felicidad. Imaginate que fueron mis ídolos de chico, y hoy me encuentro tocando con ellos, se convierte en una cuestión casi familiar después de tantos años.

 

Cesar Edery: ¿Hubo algún momento bisagra en tu carrera musical?

A.G.: Fue todo tan rápido que casi no me di cuenta. Empecé con la viola tocando folclore, ponele a los 14 años. Me regalaron un disco de los Beatles, y encuerdé una guitarra criolla con cuerdas de acero. Y así voy llegando despacito al rock, viendo Manal de pura casualidad. Juan Rodriguez vive muy cerca de casa, me llevaron a tocar, en uno de los shows conocí a Pappo. Y así fue, de un día para el otro pase del vinilo a la realidad.

 

Cesar Edery: ¿Alguna anécdota que te haya quedado de Pappo?

A.G.: El 99% de las anécdotas con Pappo  no se pueden contar. Una muy boba, hasta la última semana antes de morirse, él escuchaba mucho rock, jazz. Era muy fanático del jazz y escuchaba mucho Matt Davis, muy culto y defensor a muerte de la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *