Juanse, sobre el regreso de los Ratones Paranoicos: “El rock and roll no tiene edad”

En una conferencia de prensa, la banda adelantó cómo será su show de reunión el 16 de septiembre en el Hipódromo de Palermo.

“Este es un verdadero a pedido del público“: las palabras de Juanse sobre el inminente regreso de los Ratones Paranoicos resumieron la principal motivación de la reunión de la banda después de seis años de separación. El 16 de septiembre, en el Hipódromo de Palermo, los cuatro miembros originales (Juanse al frente, Pablo “Sarcófago” Cano en guitarra, Rubén “Roy” Quiroga en batería y Pablo Memi en bajo) volverán a tocar otra vez frente a miles de fanáticos, acaso los mismos que el año pasado promovieron una campaña virtual -ahora exitosa- exigiendo el regreso.

Aquellas palabras Juanse las pronunció en el Teatro Sony, en el marco de una conferencia de prensa previa al esperado evento, a la que los músicos arribaron llamativamente en un bus inglés para tocar cuatro temas antes de hablar. “Yo te amo”, una canción nueva que prolonga hacia el futuro el espíritu inoxidable del rock and roll paranoico, “Caballos de noche”, “Cowboy” y, claro, el “Rock del pedazo”. La postal de los cuatro señores de pelos canosos, con camperas de cuero y chupines, rockeando igual que hace treinta años adelantó otra de las frases que luego marcaría la charla: “El rock and roll no tiene edad”.

Entre bromas y recuerdos, los Ratones contaron cómo se dio esta reunión, que además de (por lo menos dos) temas nuevos implicará la grabación de un disco en vivo: “Estábamos bien enfocados en nuestras cosas hasta que llegamos a la conclusión de que era el momento”, aclaró Juanse. Luego, hizo referencia a una de las razones principales del hiato, el agotamiento: “Siempre tocamos en todos los lugares que pudimos, del 92 al 2011 nunca bajamos de los 90/120 shows anuales, eso ejerció una presión sobre nosotros.”

Del 92, año en el que la banda llegó a uno de sus picos más altos después de la edición de Fieras lunáticas (1991), al final en 2011, pasaron muchas cosas. Por ejemplo, el vínculo con su máxima influencia, The Rolling Stones, a quienes telonearon en los conciertos de River en 1995. A pesar de la importancia del hecho, Juanse relató una anécdota de sus comienzos para asegurar que están enfocados en el presente, no en lo que fueron ni serán: “Nunca firmamos un contrato entre nosotros diciendo que íbamos a durar 30 años. Recuerdo que estábamos en el Fiat 600 de Sarco y dijimos en broma que queríamos tocar con los Stones. Y terminamos haciéndolo y yéndonos de gira con ellos. Pero nunca nada de lo que nos pasó fue planeado y por eso nuestro gran momento es este.”

Antes de concluir invitando formalmente a Fabián “Zorrito” Von Quintiero a sumarse al show en el Hipódromo (el bajista reemplazó a Memi durante diez años, entre 1997 y 2007), cada uno de los miembros intentó responder a la pregunta sobre cuál es la verdadera esencia de la agrupación. “Queremos que nuestra música ayude a que no pase nada por la cabeza, que la gente disfrute el momento, con el cuerpo y los sentimientos”, definió Sarcófago. La idea de cuatro amigos (re)unidos químicamente por la música sobrevoló el resto de las respuestas, Memi definió llanamente (“Somos una banda de rock and roll”) pero Juanse reforzó: “Lo único que sabemos hacer es tocar”. Y por eso se los verá volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *