August 26, 2019

Eruca Sativa va por su primer Luna Park y ya piensa en un nuevo disco

El trío rockero se presentará este sábado en el Luna Park, tras el nacimiento de los hijos de dos de sus integrantes, y luego del concierto seguirá con los ensayos para componer material para un nuevo disco de estudio que saldrá en 2016.

La guitarrista y vocalista Lula Bertoldi y la bajista Brenda Martín fueron madres de dos bebés en este 2015 y la banda entró en un parate corto, que el baterista Gabriel Pedernera aprovechó para tocar con Coti Sorokin. Entre pañales, mamaderas y llantos, el trío trabaja componiendo material para un CD con canciones nuevas que piensan editar el próximo año.
Mientras tanto grabaron una canción nueva, “Nada Salvaje”, en donde por primera vez intervinieron productores, en este caso Adrián García, baterista de BajoFondo Tango Club, y Aníbal Kerpel, ambos de la escudería de Gustavo Santaolalla. Y el videoclip de la canción ya está rotando por los canales.

En una charla con Télam, Bertoldi, Pedernera y Martín anunciaron la puesta en marcha del proceso de composición y armado del nuevo álbum, tras el concierto del fin de semana en el Luna Park.

-Manejaron mucho y muy bien el secreto. No se sabía si estaban grabando disco, una canción… ¿Qué es lo que hicieron además de tener hijos, que es lo más importante?
Lula: Preguntale a él (por Gabriel), que es el que más paciencia nos tiene.
Gabriel: Cuando hablamos de tener un hijo la palabra no es paciencia. Paciencia es estar con un boludo como yo, paciencia me tienen que tener a mí (risas). Me parece que va más allá de eso, pienso que lo más importante que hemos hecho son esas dos bellezas.
Lula: Desde el año pasado a este la verdad que han cambiado mucho nuestras cabezas, nuestra forma de movernos. Somos una banda que jamás paró y de golpe Eruca se transformó en una familia en cuanto a tiempos. Pero lo más loco es que la banda está presente en todos los ámbitos: nuestros hijos están con nosotros, ensayamos y están ahí, vamos a las conferencias y están con nosotros; es muy lindo.
Ahora nos vamos de gira y ya estamos programando cómo va a ser con ellos. Es toda una vida nueva y la verdad que es súper linda, es meter a nuestros hijos. No es que son los hijos y después la banda, está todo junto. Es re interesante ver cómo se va desarrollando todo y como nosotros nos vamos acomodando.

-¿Todo este tiempo de embarazos, presentación de “Huellas Digitales” y homenaje a Gustavo Cerati de Canal 7 fueron grabando o fue solo esta canción que ya escuchamos?
Lula: Estuvimos trabajando mucho para un disco nuevo en sala. Lo único que grabamos hasta ahora es Nada Salvaje, el resto está todo grabado en sala. Estamos laburando para un próximo disco que saldrá el año que viene. No queríamos apurar los procesos, “Huellas Digitales” acaban de cumplir un año de la grabación. Nosotros somos muy cebados pero ahora pensamos en hacerlo tranquilos para darle el tiempo que merece este cuarto disco de estudio. Queríamos hacer algo distinto y creo que Nada Salvaje es la muestra de que estamos pensando en una etapa muy distinta de Eruca y muy nueva, y nos gusta el desafío de tener que representar este nuevo momento.

-¿Se notó en lo que fueron demeando esa cuestión de la hipersensibilidad y de las hormonas movidas? No en fricción, sino qué es lo que escribo, qué es lo que compongo, qué acorde busco, de la música, no de la convivencia.
-Gabriel: Me parece que los dos fueron muy lindos, son bebés muy esperados, entonces la sensación en general era muy positiva y los embarazos muy normales. No hubo ningún momento de la composición ni de los shows (porque también hay que tener en cuenta que ellas estuvieron haciendo shows hasta los 6 o 7 meses hasta que decidimos cortar) que fuera feo, en todo momento estuvimos muy bien, muy tranquilos, muy conectados.
Todo el tiempo estamos haciendo cosas, porque por más que hagamos un montón de shows al año tenemos momentos de zapadas y de creatividad. Y bueno, como dijo Lula, estuvimos trabajando en varias canciones y decidimos grabar Nada Salvaje porque representaba en lo que estábamos y porque era distinto para nosotros desde la ejecución y la producción de la canción, suena diferente. El aporte de Adrián Sosa y de Aníbal Kerpel es clave para que el grupo siga cambiando.
Lula: Sí, eso está bueno aclararlo. En la producción artística además de Eruca Sativa están Adrián Sosa y Aníbal Kerpel, que son dos personas que están laburando desde Los Ángeles con nosotros y que trabajan a la par de Gustavo Santaolalla. Se mostraron muy interesados en nuestro laburo, quisimos trabajar este tema puntual con ellos y el resultado fue más que satisfactorio.

-¿Quisieron probar con una tercera persona porque ustedes son…?
Gabriel: Nosotros somos endogámicos.
Lula: Sí, somos autosuficientes.
Gabriel: Siempre trabajamos todos los discos solos y confiamos mucho en la intuición, entonces cuando componemos, grabamos o producimos hacemos lo que nos sale. Todo eso son los discos de Eruca hasta hoy, es lo que nos sale y de la forma que nos sale. Esta vez quisimos probar algo distinto y Adrián nos escribió diciendo que contáramos con él para lo que necesitáramos. Entonces nosotros grabamos la canción completa, trabajamos todo lo que pudimos y cuando teníamos todo terminado se lo dimos y le dijimos “hacé lo que quieras”.
Lula: Nunca habíamos hecho una cosa así de liberar tanto la cancha, somos muy controladores. No es por cerrados, sino porque no habíamos encontrado una persona como él para laburar. Y la verdad que fue acertada la decisión.

-En la época de “Huellas Digitales” estaban con ganas de meter máquinas, de meter ruiditos. ¿Siguen con esa decisión?
Lula: No es la máquina porque la máquina, sino que nos han gustado mucho las sonoridades y las elegimos, pero si hay un tema que es con una guitarra acústica la vamos a usar igual. No es usar la máquina porque sí o para ser modernos.
Gabriel: Yo pienso que el secreto es tener conciencia de que hasta el día en que se muera puede seguir aprendiendo y seguir incorporando conocimientos en todos los aspectos de la vida. En este caso se incorporó esta faceta electrónica, Lula grabó unos sintetizadores.
Lula: Estamos aprendiendo, igual. Todavía no sé usar bien los sintes.
Gabriel: Lo lindo es seguir aprendiendo y seguir descubriendo cosas. Me parece que sería un error decir que somos un power trío y hacer 25 discos así.
Lula: Incluso The Who o The Beatles, sin compararnos con ellos, han ido cambiando su sonido para probar.
También del concepto de la sonoridad que te da el documental en el que participan Jimmy Page, Jack White y The Edge está la particularidad de cada uno y vos te das cuenta cuando los ves que son ellos.
Lula: Igual voy a hacer una salvedad que mucha gente se dará cuenta cuando nos vean tocando Nada Salvaje en vivo: Hay muchas cosas que suenan en el disco que están tocadas por nosotros. No es todo máquina, hay muchas cosas donde nosotros intentamos ser máquinas y ahí está la paradoja. Nosotros grabamos ese tema pensando en ser las máquinas, más allá de que hay samplers. Hay un montón de cosas que están tocadas por nosotros.
Gabriel: Hay que trabajar en función de las canciones, y ver también qué es lo que uno le puede aportar a ese chorro de audio de tres minutos y buscar cosas nuevas todo el tiempo para refrescarse uno. Básicamente el concepto de uso de las máquinas es que son herramientas, no tienen que servir para disimular una ausencia de talento sino para que todo suene más lindo.
Brenda: También es una necesidad nuestra de explorar por ese lado. En esta etapa nos interesa probar eso y por supuesto que hay para todos los gustos, van a haber muchas personas a las que no les va a gustar.

¿Tienen miedo con el nuevo disco?
Lula: No, al contrario.

-¿Todo lo que hicieron hasta ahora va a quedar o después del Luna van a empezar a trabajar de nuevo?
Lula: Hay mucho material ya armado…

-¿Van a trabajar con Adrián o lo van a hacer ustedes?
Gabriel: No lo decidimos, pero estaría bueno.
Lula: Nos gustó mucho lo que hicieron con Nada Salvaje en Los Ángeles y nos gusta esta forma de trabajo donde no nos invaden en la sala, sino que las mandamos.

-Una crítica que se le hace a Santaolalla y a su equipo de productores es que suelen pedir 86 canciones y que de esas solo quedan 10 y que sigan pidiendo más, antes de grabar el disco.
Brenda: Hasta el momento no nos sentimos identificados con eso. Nos pasó eso hace mucho en un cambio de mails con un productor, nos pidió 20 temas y teníamos 11. Igual pensamos que con la inspiración y el trabajo que lleva que una canción esté lista de principio a fin, ¿cómo puede hacer uno canciones de más para que queden guardadas? Cuando llega el momento de hacer un disco uno saca lo mejor que tiene, si hay un tema que no cierra lo dejamos afuera del disco. Nos ha pasado eso, pero no componer para guardar, es medio antinatural.
Lula: Incluso hemos presentado temas que quedaron afuera de “Blanco”. Uno es Ciudad, que lo tocamos en “Huellas Digitales”, y el otro es Ruido a Soledad, que lo sacamos por YouTube y quedó ahí registrado.

-¿En qué momento se sientan después del Luna a decidir qué grabar?
Brenda: Vamos avanzando con las composiciones en la sala y somos de ir frenando cada tanto para ver qué hay. Con eso vamos viendo el esqueleto para partir.
Gabriel: Nadie nos corre porque el DVD salió en noviembre, hace mucho menos de un año, y queremos que este disco sea distinto en ese sentido. Solo haremos este Luna y después trabajo de en la sala de ensayo para componer y demear.

(Fuente: Télam):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *