August 18, 2018

Cosquín Rock, el festival más federal del país

  • 15 Puntos de vista

El festival de rock más esperado se llevó a cabo los días sábado 10 y domingo 11 de febrero y allí estuvimos para contarte como se desarrollaron ambas jornadas.

Nuevamente Santa María de Punilla fue el escenario perfecto para el desarrollo del evento que más bandas convoca en la Argentina.

A diferencia del año pasado toda la actividad se concentró en dos días. Algo que parece positivo si tenemos en cuenta que cada espacio propuesto desde la organización, contó con una buena asistencia de espectadores (según datos oficiales superó entre las dos jornadas las 80 mil personas).

La actividad comenzó el día sábado alrededor de las 14:30 en el Escenario Principal con la banda VAQUERO NEGRO, llegada desde México para formar parte de la grilla. Poco después de una hora en el Temático Reggae se presentaba EXOPLANETAS, mientras que ESCALOPEZ daba inicio en el escenario Quilmes Garage. El espacio Universo Geiser comenzaba sin música en vivo, allí se presentaba el documental “Residente”. Paralelamente en el escenario Córdoba Rockea, alrededor de las 15hs comenzaba su actividad con VOLADORES y en La Casita del Blues la apertura se realizaba a las 17hs con JAMS SESSIONS.

Contarles todo lo que pasó resulta sumamente difícil, rozando lo imposible, dado que la gran cantidad de actividad concentrada en dos días hizo que tuviéramos más de una propuesta interesante desarrollándose simultáneamente.

ESCENARIO PRINCIPAL

En la primera jornada el escenario Principal contó con el debut de: NAGUAL con muy buena respuesta del público a la propuesta de la banda que sonó ajustada en una presentación adaptada a los tiempos tiranos del festival. De ellos escuchamos: “Hacia las montañas”, “Voces”, “De fierros”, “Pequeño jefe pehuen”, “El whisky y la luna”, “Día tras día” y “Felicidad” para el cierre.

Otra de las nuevas presencias fue la de SUEÑO DE PESCADO, gran expectativa había generado desde que se supo que estaban dentro de la grilla. Recordemos que en ediciones anteriores la banda participaba en una especie de antifestival que se llevaba a cabo en las inmediaciones del Aeródromo de Santa María de Punilla. Consultados, en la conferencia de prensa, sobre las sensaciones que tenían de estar tocando en Cosquín Rock dijeron: “…estamos acá despues de hacer 2 años el festival afuera, por cuestiones de crecimiento en convocatoria, el año pasado nos encontramos un poco sobrepasados y este año no se iba a poder desarrollar. Los organizadores del festival nos conocieron de una forma bastante áspera. Había una cuestión de tire y afloje constante. Hubo que poner de cada parte un granito de arena para ponernos de acuerdo. Estamos agradecidos como banda, porque no somos políticamente correctos y conocimos a los organizadores de una manera bastante áspera…”.

Entre los temas que pudimos escuchar se encontraron:”Mil Pasos”, “Carcelero”, “Nube Negra”, “Los años ligeros”, “Maquinando”, “Probaste un buen dolor”, “Rock sin vuelo” y “Todo se va”.

El Bordo hizo su presentación por segundo año consecutivo en el escenario principal con un repertorio que incluyó: “Soñando despierto”, “Metafísica Suburbana”, “Instinto”, “Humano”, “Lejos”, “Corazones olvidados”, “En la vereda” y “El regreso”.

Las Pelotas, banda que este año recibió un reconocimiento especial por decir presente durante los 18 años de festival, se presentaron en un horario distinto al que estábamos habituados y esto tiene que ver con una nueva apuesta realizada por la organización, que apunta a que las bandas de mayor trayectoria toquen en un horario más familiar. Entre los 20 temas que compuso la lista, la banda liderada por Daffunchio, hizo un repaso por su rica historia musical

Luego de poco más de 1 hora, Ciro y Los Persas comenzó su presentación con “Banda de Garage” para luego ir intercalando algunos temas de esta etapa reciente con algunos de Los Piojos como: “Taxi Boy”, “Todo pasa”, “Como Alí”, “Tan Solo”, “Luz de marfil”, “El Balneario de los doctores crotos”, “Muévelo” y “Genius”. De los 18 temas que movieron a sus seguidores, 8 pertenecieron a Los Piojos alegrando al espíritu “piojoso” y a aquellos melancólicos que se quedaron sin voz coreando dichos clásicos.

Una de las grandes apuestas fue la incorporación a la grilla de Creedence Clearwater Revisited, y el público respondió muy bien para lo que fue la propuesta. Honestamente, si bien tocaron con un nivel bajo de volumen en comparación a los demás artistas, su sonido fue muy bueno. La explicación en la conferencia de prensa dada es que este tipo de bandas acostumbran a tocar con decibelios mas bajos de los que acostumbramos en nuestro país. Como miembros originales de Creedence estuvieron Doug Clifford en batería y Stu Cook en el bajo. Y como escribí antes, el público respondió y fue una fiesta que transcendió generaciones en los espectadores presentes.

Skay y Los Fakires dejaron a todos con ganas de más, sonaron impecables y el Flaco parece resistir el paso del tiempo. “El Golem de Paternal” marcó el inicio del show, para luego dar paso a: “Flores secas”, “Oda a la sin nombre”, “Ya lo sabés”, “El Equilibrista”, “El Redentor Secreto”, “Ji ji ji” (lo único que sonó de Patricio Rey). También escuchamos: “Aves Migratorias”, “Chico Bomba”, “Falenas en celo”, “Lejos de casa”, “Quisiera llevarte” y para el cierre “El sueño del jinete”. Más allá de la calidad de dicha lista, el publico se mostró insatisfecho por la brevedad del show. Pese a que, en el momento no hicimos caso al tiempo que estuvieron sobre el escenario, observamos que hicieron 13 temas contra 18 de Ciro y Los Persas y 20 de Las Pelotas, lo que muestra que, sin dudas fue una presentación ajustada a los tiempos del festival.

El cierre del primer día estuvo a cargo de LAS PASTILLAS DEL ABUELO que asumió la responsabilidad de coronar la extensa jornada. En este año no todas las bandas estaban dispuestas a cerrar. Ponerles el moño a días tan prolongados se convirtió en una especie de “papa caliente”. De hecho en conferencia de prensa, el productor José Palazzo, afirmó que lo que más le costó  fue conseguir las bandas que cierren en cada noche.

A pesar de todo esto, LAS PASTILLAS no le sacaron el cuerpo a la situación y comenzaron bien arriba, con el desafío de mantener cautivo al público que venía desde muy temprano escuchando diferentes propuestas.

En esta oportunidad presentando su último trabajo Vivo de Pastillas, “Tantas Escaleras”, abrió la madrugada del Domingo, seguido de “Inercia”, “Los Oportunistas”, “¿Qué vicios tengo?”, entre otros clásicos que supieron llenar aquellos corazones pastilleros que siguen esta banda desde hace tiempo. Lamentablemente el clima jugó una mala pasada y en “Osiris” la lluvia volvió a hacerse presente como en aquel show de 2016, pero en esta oportunidad no permitió que se desarrollará como estaba previsto; luego de “Rompecabezas de amor” y “Que es Dios” tuvieron que suspender el show por los desperfectos técnicos producidos por la tormenta. Destacamos la potencia y garra que la banda puso arriba del escenario para ofrecer este recital a sus seguidores “contra viento y marea”.

CASITA DEL BLUES

En otros espacios hubo puntos muy altos como por ejemplo la presencia de: Bex Marshall, Déborah Dixon & Patán Vidal y Sax Gordón por citar algunos de los artistas que se presentaron en La Casita del Blues. Espacio que para esta edición contaba con más metros de superficie y sin embargo quedó chico en varias oportunidades. En el caso de Bex Marshal, Los Mentidores, la banda de José Palazzo, compartió el escenario blusero. En más de una oportunidad pudimos ver al público boquiabierto ante estos artistas internacionales de alta calidad.

TEMATICO REGGAE

En este Cosquín hubieron dos escenarios fuertes: el principal descrito anteriormente, y el temático que explotó. Con fuerte presencia de nuestros países vecinos México, Chile, entre otros. Los locales EXOPLANETAS abrieron la tarde, dando paso a TAPONES DE PUNTA y a los primeros latinoamericanos FANKO, sorpresiva banda que lleno de color y fiesta el lugar. Al ritmo de la música mexicana, el ska fusionado con reggae y funk hizo bailar a todos. Por su parte, los chilenos Guachupé se abrieron paso con su banda de seguidores que coparon el predio de amarillo y negro, dando lugar a sus compatriotas Gondwana que hicieron un recorrido por sus clásicos.

Entrada la tarde, el ingles RODDY RADIANTION, ex guitarrista de la banda THE SPECIALS, presentó temas que mezclan ritmos de ska con rockabilly. Seguido de DANCING MOOD, e incluso compartiendo algunos temas juntos, el escenario temático se encendió una vez más al ritmo del ska.

En la última parte de esta jornada, ZONA GANJAH lleno de reggae esa zona del predio. Para algunos fue como volver a su juventud con clásicos como “Y mi corazón contento”, “De la tierra crece”, “Vibra Positiva”, “Un nuevo día” y “Es Ignorancia”. Luego de este recorrido, llegaron LOS CAFRES seguido de LOS PERICOS, que venían de un Cosquin Rock 2017 en el que se presentaron por 3 días consecutivos con un show por sus 30 años, en esta oportunidad junto a ANDREW TOSH con temas como “Get Up, Stand Up”, “Johny B Good” y “Too Experienced / Mucha Experiencia”. El cierre no podía ser mejor, y entrada la madrugada del Domingo el Jamaiquino DON CARLOS culminó la jornada a puro reggae.

Día 2:

El segundo de los días comenzó con amenaza de lluvía. Veníamos de una tormenta importante la noche anterior que obligó a suspender el desarrollo del show de LAS PASTILLAS DEL ABUELO. Por eso, estabamos todos muy espectantes de lo que pudiera llegar a pasar durante el desarrollo de este día.

La actividad sobre el Escenario Principal comenzó a las 14:30Hs con UCHPA, seguido de LA QUE FALTABA y ESTELARES.

Esta jornada se caracterizó por la diversidad de los artistas que pasaron por el escenario principal. EL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO fue una de las bandas que debutó en el Principal y lo hizo con una importante respuesta del público. El comienzo fue con “La Síntesis O’Konor” para luego seguir con “El Tesoro”, “Ahora imagino cosas”, “La noche eterna” todos del disco “La Síntesis O’Konor” luego se escuchó “Mujeres bellas y fuertes” (La Dinastía Scorpio) y para el final quedaron “Mi próximo movimiento” y “Chica Rutera” del disco El Nuevo Magnetismo.

Siguiendo en esta sintonía de “nuevas” bandas que proponen algo distinto y además lo hacen muy bien llegó el turno de escuchar a LOS ESPIRITUS, que ha crecido mucho en los últimos meses. Dueños de una propuesta musical fresca, distinta a la mayoría de lo que se puede escuchar hoy, comenzaron su presentación con “Huracanes”, “La Crecida” y “Jugo” en la primera parte. Sin dudas fueron uno de los puntos más sobresalientes en la segunda jornada.

Latinoamerica dijo presente una vez más y de la forma mas potente que pudo de la mano de RESIDENTE, que copó la parada con sus letras combativas y al mismo tiempo fue capaz de poner a bailar a todos. Su música fue muy bien recibida por una multitud que se acercó hasta el escenario. De la mano de “Atrevete”, “La cumbia de los aburridos”, “El Aguante”, “Vamo’ a portarnos mal”, “Calma Pueblo”, “Darle la vuelta al mundo” y “Somos Anormales” de su ultimo trabajo discográfico Residεntә.

La continuidad con LA VELA PUERCA prolongó el clima festivo. Los uruguayos se despacharon con una batería de canciones entre las que se destacan los clásicos: “Va a escampar” (fue lo primero que hicieron), “Un Frasco”, “Zafar”, “Llenos de magia”, “Para no verme más”, “Por la ciudad” y “Mi semilla” entre otros.

Muy esperado era el show de RATONES PARANOICOS desde su anuncio en la grilla. La posibilidad de verlos tocar nuevamente era todo un acontecimiento para muchos y para otros significaba la oportunidad casi única de verlos tocar por primera vez. Minutos antes del show escuchaba como especulaban dos mayores de 35 años, cuando uno le preguntaba: ¿Cómo estará Juanse? ¿Qué tan bien estará de la voz?… Pocos segundos debieron pasar desde el primer tema en sonar (“Rock del Pedazo”) para que disiparan las dudas de estos dos flacos. “Están iguales, acá está el rock…”. Exclamó uno, mientras Juanse recorría las pasarelas del escenario que le permitían acercarse hacía los costados generando la ovación de quienes asistieron al show.

La presentación fue muy enérgica e incluyó unas 16 canciones que marcaron la historia de la banda, junto a sus fanáticos eufóricos y emocionados por encontrarlos nuevamente arriba de un escenario.

Una de las sorpresas de este año fue la presencia de THE OFFSPRING que llegaron a nuestro país para participar exclusivamente de Cosquín Rock. Su posicionamiento en la grilla permitió que distintos tipos de públicos disfrutaran de los californianos que supieron irrumpir en la escena musical de fines de los 90 superando las fronteras del punk.

Entrada la madrugada del lunes, nos acercabamos a la finalización del festival. Le tocaba el turno a GUASONES que comenzaría con tres canciones (“Culebras”, “Nada que ganar”, y “Espejo roto”) de su más reciente material HASTA EL FINAL. Luego Facundo Soto y compañía abrirían el abanico de canciones repasando sus 26 años de trayectoria, regalando hacia el final un clásico: “La Flaca Pili y El Negro Tomás”.

Comentamos, anteriormente, que era un desafío importante cerrar estas extensas jornadas de pura fiesta. En la segunda y última jornada esa responsabilidad estuvo en manos y voz de Los Gardelitos. Muy temprano habíamos tenido la posibilidad de cruzarnos, entre el público, a Eli Suarez. Mientras LOS ESPIRITUS estaban sobre el escenario, en un breve diálogo nos contó que estaban sumamente felices de formar parte de la grilla y de poder cerrar ellos. Todo esto,  mientras se acercaban quienes lo reconocieron para solicitar una foto y brindarle una muestra de afecto.

La banda formada en Bajo Flores armó una lista de 16 canciones para escribir el punto final del festival más esperado por todos. Con una nueva formación, ya presentada en el BA Rock, el dúo “Sortilegio de Arrabal” y “Puño y Letra” abrió la etapa final del Cosquin Rock 2018, junto a la Orquesta de Cuerdas de Córdoba.

Un parrafo aparte lo dejamos para destacar la actitud de Eli Suarez, quien en el medio del show cedió el espacio a María Riot y Georgina Orellano, dos trabajadoras sexuales integrantes de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar). “Si el rock pretende ser verdaderamente revolucionario, tendrá que abrazar al feminismo y no hay feminismo sin putas”, dijo el cantante, mientras en las pantallas se leía “vamos con las putas, nunca con la yuta”, mientras las compañeras feministas esbozaron un contundente mensaje.

Siguiendo con el show, entre los temas más coreados están: “Anabel”, “Cobarde para amar”, “Calles Calientes”, “Amando a mi Guitarra”, “Mezcla Rara” y su cierre con “Gardeliando”. Fue el punto final para este festival de la mano esta banda que presenta un sonido renovado, compacto y con más potencia que nunca.

Por supuesto no toda la actividad se concentró en el Escenario Principal. El Quilmes Garage fue uno de los espacios más destacados del domingo, por momentos quedó chico y había que conformarse con ver desde afuera a unos cuantos metros del escenario.  Entre otras bandas prometedoras se presentaron: Lo’ Pibitos, Bandalos Chinos, Perras On The Beach, Usted Señalemelo, Louta, Militantes del Clímax e Indios.

El Universo Geiser aportó lo suyo a la fiesta con Chucky de Ípola, con el debut de Vanthra que adelantó su primer álbum (saldrá en abril). El cierre de esta última jornada contó con las presencias de Banda de Turistas y Rey Hindú.

Otro punto fuerte fue el Escenario Temático Heavy. Donde  Asspera, Viticus, Ácido Argentino, Carajo y Horcas fueron protagonistas.

De está manera, las dos jornadas que fueron muy intensas llegaron a su fin. Con un gran trabajo realizado desde la organización que presentó un predio en excelentes condiciones, más allá de las inclemencias del tiempo. Si bien, habrá detalles para mejorar, son mínimos si tenemos en cuenta que en dos días y en 5 escenarios tuvimos la posibilidad de ver 150 bandas, además de otras manifestaciones artísticas en los CBAX que les iremos contando en el transcurso de los días. Y tal cómo nos despedían los carteles del predio, solo queda esperar para volver a encontrarnos en el próximo #CR19.

Texto: Yamila Palma, Martín Ferrari.

Ph. Nico Cortina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *