January 23, 2019

Asspera es una mierda

El barrio de Palermo avizoraba una calma extraña para el comienzo de la jornada after office que tanto recala en estas épocas primaverales. Sobre la calle Gorriti, al 5000 para ser exactos, las remeras y camisas floreadas se regodeaban con las tachas y los pantalones negros. Las cervezas se mezclaban con las limonadas de jengibre y menta, y los tatuajes (del tamaño y en el lugar corporal que desee imaginar) con los glitter formando una combinación millennials pero a la vez rocker distinta.

Dentro del local (también llamado “Local”), los flashes apuntaban hacia esas cabezas tapadas, cada una a su forma, en la que dibujaba una especie de superhéroes bizarros. Como explicarían al pasar, su vestimenta está hecha a base de calzoncillos, impronta buscada justamente para la ocasión, esa que los llevó a convertirse en una banda de culto a la ironía, el sarcasmo y lo ecléctico. Asspera, la banda oriunda de Capital Federal, zigzaguea entre lo infantil y lo pesado; las letras comprometidas y los insultos como eje central de su obra; pero sobre todo, entre lo real y lo ficticio.

Sentado a un costado, con su calzoncillo en forma de antifaz y un sifón de soda, aguarda Nicolás Polo, más conocido en el ambiente asspero como Nicogollo Muñón, para hablar con Olavarría Rock y contar acerca de las novedades que trae la banda.

– Periodista: Desde una perspectiva meramente artística, Asspera es una banda que muestra y entrega al público una puesta totalmente diferente, ya sea desde el nombre, las letras, los nombres de las canciones y los discos, la vestimenta; hasta en la forma en la que ustedes se autodefinen como metal bizarro. ¿Desde dónde y cómo nace este proyecto?


– Nicolás Polo: Asspera es un proyecto que nació en base de joda. Julián Barrett y Rodrigo Santamaría, más conocidos como Rockardo y Richar Asspero, se juntaron una tarde con muchas ganas de empezar a componer y gritar realidades, contando un poco lo que se estaba viviendo en ese tiempo. Aun sin ninguna intención de consolidarlo como un proyecto musical concreto, las canciones fueron decantando, fueron pidiendo consolidación, y así se fue que hoy estamos acá con este proyecto concreto llamado Asspera.

 

– P: ¿Cuál fue la búsqueda de la banda a partir de esta auto-denominación como metal bizarro?

– N.P: Creo que nos llamamos “bizarros” por nuestra manera de decir las cosas, nuestras letras, pero sobre todo porque usamos calzoncillos en la cara (risas). Más allá de esta denominación, en la que muchos creen que somos una banda de joda, la realidad indica otra cosa: el que se ponga a escuchar detenidamente nuestras letras y analizar nuestra propuesta musical, se dará cuenta que con humor y nuestra manera de contar nuestras cosas somos un proyecto con solidez en todo lo que engloba a la banda.

– P: Teniendo en cuenta la realidad que vive hoy la escena del heavy metal en la Argentina, en la que las propuestas musicales cada vez son menos, y la movida metalera tiene cada vez menos lugar producto, entre otras cosas, de la nula propagación del género. ¿Cómo hizo Asspera para poder despegar y traspasar esa barrera?

– N.P: Creo que uno de los puntos importantes es que los tiempos cambian y si uno es rígido y no se adapta a los cambios, se queda afuera del juego. Nosotros no buscamos ser una banda de metal aunque amamos el metal, ya que es el estilo que nos caracteriza y el que más consumimos durante nuestra vida, pero también nos abrimos a otros estilos. A mí como baterista, por ejemplo, me gusta escuchar Jazz, Funk, Blues, Afrocubana. Obviamente, a la hora de componer trato de desarraigarme de mis influencias y que se vaya formando lo que pida la canción. Es por eso que en un show de Asspera te podes encontrar con un rocanrol clásico, un middle de Funk o una jam de Jazz. En definitiva, nosotros hacemos rock y dentro de ese rock, consideramos que nuestra propuesta es pesada.

– P: A partir de lo que acabas de exponer, ¿Creen que su propuesta artística también los ayudó?

– N.P: Sí, definitivamente. Lo musical fue un factor importante, pero nuestra manera de vivir los shows, con las máscaras, con los muñecos gigantes, nuestra manera de expresarnos arriba del escenario fue otro factor indispensable para no encasillarnos en una banda de metal. Asspera es un espectáculo en su totalidad.

– P: Hablando un poco de la lírica de la banda, sus letras, como explicabas al principio, son con un tinte de protesta, de escupir realidades, con una manera heterodoxa e inarmónica de decir esas verdades. ¿Cómo influye en ustedes el contexto actual, ya sea para próximas composiciones como para bajar un mensaje arriba del escenario?

– N.P: Influye, sin dudas, en un cien por ciento. Asspera se nutre de nuestro entorno, de nuestras realidades, de la inflación, de los problemas que existen para llegar a fin de mes, de los tarifazos (como habla nuestra canción), de lo difícil que es en este país moverse en el transporte público, y de mucho más. Tratamos de que nuestras letras reflejen lo que se vive día a día, y de lo que vivimos todos. Ser músicos no nos aleja de la realidad.

– P: El próximo sábado 15 de diciembre se presentan en Museum Live, en lo que vendría a ser su cierre del año y uno de los shows más importantes de la banda. ¿Cómo se están preparando para eso?

– N.P: Sinceramente, llegamos muy bien y con mucha expectativa. Cerramos un año en el que nos fue muy bien. Hemos tocado muchísimo, giramos por todo el país y estamos muy contentos por eso, ya que sabemos que fue un año difícil para todos. Tenemos preparados un montón de canciones y es, a su vez, la presentación de nuestro primer disco en vivo titulado “Live in villa la verga”.

-P: En cuanto al show, ¿Qué podes adelantarnos de lo que vamos a ver el sábado 15?

– N.P: No mucho (risas). Para que el que venga, no solo va a ver shows en vivo sino también una kermesse asspereana, en la que se van a encontrar con un montón de juegos en los que, les aseguro, que se van a divertir mucho. Además, van a estar tocando Zorra, que es la banda del cantante Richar Asspero; y también Misson, que es la banda que tenemos junto al guitarrista Rockardo Asspero. Así que va a ser una noche en la que queda todo en familia (risas).

– P: Por último, ¿qué es Asspera para ustedes?

– N.P: Asspera es una mierda.

Periodista: Martín Parolari

Ph: Celeste Torres y Daiana Córdoba

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *